Gestión Familiar

Pobreza energética y educación financiera para familias monoparentales

Menu

Tv y otros medios audiovisuales


  • Un consejo básico y evidente: procura ver menos la televisión y aprovecha todo ese tiempo que te queda libre para practicar tu deporte favorito o quedar con tus amigos y amigas para dar un paseo.
  • Apaga por completo el televisor y resto de equipos con el interruptor y no los dejes en standby nunca. Un televisor en modo de espera (sin imagen y con el piloto encendido) puede consumir hasta un 15% de lo que haría en condiciones normales de funcionamiento.
  • Si dispones de varios equipos (televisor, DVD, equipo de música, videoconsola, etc.), es recomendable conectarlos a una misma regleta que disponga de un interruptor, así podrás desconectarlos todos más fácil y rápidamente.
  • Regula el brillo y contraste del televisor para maximizar el rendimiento (casi todos salen de fábrica con unos valores muy altos por defecto). Con un correcto calibrado de la imagen puedes ahorrar entre el 30% y 50% del consumo de energía habitual de tu televisor.
  • Evita “consumos fantasmas”; por ejemplo, desenchufa los cargadores y transformadores que no utilices (móviles, reproductores MP3, cámaras digitales, ordenadores, etc.) ya que siguen consumiendo aunque no haya ningún aparato conectado a ellos.
  • Activa el modo de ahorro de energía. Muchos equipos, especialmente los ordenadores, incorporan esta función.

ordenador