Gestión Familiar

Pobreza energética y educación financiera para familias monoparentales

Menu
2.0 TD, no es tu viejo coche…

2.0 TD, no es tu viejo coche…


El pasado 25 de julio la CNMC publicaba una propuesta sobre “transporte y distribución de la electricidad”. Gracias a medios como el periódico de la energía, a la consultora Ingebau, y personas como Javier Colón y Neuroenergía, hemos podido elaborar un pequeño resumen para que la información llegue al mayor número de familias posible.

¿Y eso en qué me afecta?

Se trata de un documento que propone cambios muy importantes en los “peajes”, sí esas cantidades que están reflejadas en nuestra factura de la luz y que raramente entendemos. Pero va más allá de los peajes, ya que para la mayoría de familias va a suponer una revolución en caso de aplicarse.

¿Cómo que una revolución?

Sí, actualmente las familias o consumidores domésticos estamos dentro de tres tarifas o peajes. Seguramente os suenen, son la 2.0A (sin discriminación horaria), la 2.0DHA (con discriminación horaria) y la 2.0DHS (supervalle, conocida como “coche eléctrico”). Pues bien, tras la continua presencia del diésel en los medios de comunicación… ahora se propone una tarifa 2.0TD. Sí, no es broma, el nombre elegido nos retorna a hace 20 años y a ofertas de coches turbodiésel.

¿Y no puedo elegir?

Pues con el planteamiento inicial no, todas las tarifas domésticas van a pasar a esta nueva modalidad.

¿Cambia mucho?

Sí, ahora mismo tenemos la opción de tener una potencia y un horario (2.0A), una potencia y dos horarios (2.0DHA) o una potencia y tres horarios (2.0DHA). Pero con la nueva 2.0TD vamos a tener dos potencias (sí, dos potencias), y seis horarios (sí, seis). Y una última novedad, los excesos de potencia serán facturados con un recargo.

¿Tiene alguna ventaja?

Inicialmente debería bajar el coste de la factura, especialmente para las familias que sean capaces de adaptar su contrato a sus necesidades. Pero en nuestra opinión supone un tremendo lío para la mayoría de la sociedad, ya que se está pidiendo a todas las personas que conozcan a fondo sus necesidades en una temática nada sencilla.

¿Qué podemos hacer?

Desde el programa de Educación Financiera Familiar y Pobreza Energética creemos que tras un proceso de cambio progresivo a la Discriminación Horaria en los último cinco años, pasando de poco más de un millón de contratos (abril 2014) a más de cuatro millones y medio (abril de 2019). Las campañas iniciadas para contratar correctamente la potencia (con bajadas en muchos hogares) y la insuficiente penetración de la telegestión en los hogares españoles, ya que incluso a día de hoy el acceso a las nuevas webs de distribución continua siendo tremendamente limitado, por no hablar de las personas y familias que no utilizan medio digitales.

Proponemos una reflexión en el ámbito doméstico, que conlleve instaurar de manera progresiva las medidas, tanto la de dos potencias dependiendo de si es nocturna o diurna, como la utilización de seis períodos horarios en lugar de dos, y explicar realmente bien la medida relativa al cobro de los excesos de uso de potencia. Evidentemente no entrando en vigor el día 1 de enero de 2020. Debería primero, y como se reseña en la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética dar acceso a las familias y personas consumidoras a una información plena, a conocer los límites de la telegestión por unidades familiares o contratos personales de personas totalmente desvinculadas de las curvas de carga, contadores inteligentes, etc. Por tanto, realizaremos una serie de alegaciones basadas en nuestra experiencia con familias que han pasado y pasan por nuestro programa, con la idea de lograr un entorno menos complejo que el que se está planteando de inicio, y que no se aplique sin poner al menos información a las familias que van a tener que pagar desde el primer mes, las posibles fallas en la transmisión de información. Ya que la CNMC debe de volver a plantearse que la electricidad es un suministro básico, una necesidad de primer orden al nivel del agua doméstica. Ya que condiciona desde la cocina de muchas familias, la conservación de alimentos en buen estado, el apoyo térmico en alguno hogares, etc.

Y una reforma de este calado debe tener su parte técnica, pero no debe ni puede olvidar a la parte humana detrás del contador y la factura.

El proceso de alegaciones se cierra el día 16 de septiembre, os dejamos las formas de contacto para cualquier propuesta, duda o sugerencia que podamos tratar de incluir en las mismas:

Circular de la CNMC

Memoria

Modelo