Cómo renunciar al bono social

Actualmente el bono social eléctrico está siendo un problema para algunas familias. Como norma general, no recomendamos a la gran mayoría de ellas que renuncien al bono social eléctrico. Sin embargo, en la situación actual de precios del PVPC, tenemos que reconocer que existen casos en los que es recomendable renunciar al bono social para poder optar al mercado libre.

¿Quién debe renunciar al bono social eléctrico?

Las familias con altos consumo eléctricos que no tengan problemas reales para hacer frente a las facturas, y que encuentren una oferta en mercado libre más adecuada a sus necesidades (os dejamos el enlace al comparador de ofertas de la CNMC). Es muy importante saber que renunciar al bono social eléctrico implica perder la cobertura ante cortes (cuatro meses) y la posible aplicación del Suministro Mínimo Vital (seis meses más).

¿Pierdo algo más?

Sí, si realizas la renuncia antes del 31 de diciembre del año en curso, perderás el derecho a cobrar el bono social térmico de ese año. Es muy importante conocer ese dato ante el aumento de las cuantías que veremos en los bonos sociales térmicos de los próximos años.

¿Qué debo hacer?

Presentar, junto con una fotocopia del DNI/NIE de la persona titular,  el siguiente documento por vía presencial, postal o digital a la Comercializadora Regulada en la que tengas reconocida la condición de vulnerabilidad.

Os recordamos nuestras formas de contacto ante cualquier consulta o duda:

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.